Associated Press

CLEVELAND — El manager de los Indios de Cleveland, Terry Francona, no podrá estar al timón del equipo de la Liga Americana en el Juego de Estrellas, pues se ha sometido a un cateterismo para corregir una arritmia cardíaca.

El problema en el corazón, que había obligado a que el temperamental piloto se ausentara de algunos encuentros de los Indios, lo mantendrá también al margen del juego estelar de la próxima semana.

Francona, de 58 años, había sentido mareo y fatiga durante semanas, en las que presentó también un agitado ritmo cardíaco. El jueves, se le practicó una ablación cardíaca en la clínica Cleveland.

Los Indios informaron el viernes que Francona se encuentra descansando. Confiaron en que se le dé el alta médica “en uno o dos” días, y en que reanude sus actividades con el equipo después de la pausa por el Juego de Estrellas.
Cleveland comienza la segunda mitad de la campaña el 14 de julio, en Oakland, como parte de una gira de seis compromisos en parque ajeno.

El mes pasado, Francona había abandonado dos juegos antes de que terminaran, al sentirse enfermo. Ingresó desde el martes al hospital, donde se le realizaron análisis, a raíz de una arritmia revelada por un dispositivo que ha usado durante algunas semanas.

Sus problemas de salud le impedirán viajar a Miami, la sede del Juego de Estrellas. Su asistente Brad Mills, quien ha ocupado su lugar en los Indios durante su ausencia, se hará cargo de dirigir el equipo de la Americana, en el que militan cinco peloteros de los Indios.

Como asistentes, Mills contará con personal de los Indios y con el manager de Tampa Bay, Kevin Cash, quien trabajó antes para la organización de Cleveland.

Francona recibió la oportunidad de ser piloto en el Juego de Estrellas luego de conducir a Cleveland hasta la Serie Mundial el año pasado. Los Indios no llegaban al Clásico de Otoño desde 1997, y cayeron ante los Cachorros de Chicago.