Por Mike Bauman / MLB.com

FORT MYERS, Florida – Hace un año, la División Central de la Liga Americana no parecía estar al alcance de todos los cinco equipos. Y es porque la mayoría de la gente no creía que los Mellizos tuvieran posibilidades de estar en la contienda.
Pero en el 2015, el equipo de Minnesota mejoró su foja por diferencia de 13 juegos en comparación con el 2014. Los pupilos de Paul Molitor terminaron en el segundo lugar en su división y estuvieron en la pelea por uno de los Comodines de la Americana hasta el último fin de semana de la campaña. En su primera temporada como capataz de Grandes Ligas, Molitor terminó en el tercer lugar en las votaciones para el premio al Manager del Año en el Joven Circuito.

Entonces, ¿qué pueden hacer los Mellizos del 2016 como segundo acto? Simple y llanamente, pueden seguir mejorando.

“Tenemos un grupo de muchachos cuyo potencial es más alto de lo que vimos”, manifestó el gerente general de los Mellizos, Terry Ryan. “Ganamos 83 juegos el año pasado sin que ningún jugador tuviera una campaña destacada. Pero tienes que salir a demostrarlo”.

En el 2016, los Mellizos competirán en una división que se espera esté muy pareja y a la vez bien reñida.

Cada equipo de la Central de la Americana puede argumentar que está en posición de llevarse el título de la división. Los Reales son los campeones reinantes. Los Tigres ganaron cuatro títulos divisionales antes del 2015 y agregaron piezas de impacto durante el invierno. Los Indios cuentan con la clase de pitcheo capaz de triunfar. Los Medias Blancas, al parecer, han corregido sus deficiencias en el cuadro interior.

Los Mellizos necesitan mejorar, pero tienen formas de hacerlo. Deben de contar con una campaña completa del cañonero dominicano Miguel Sanó, quien en la segunda mitad el año pasado demostró el impacto del que es capaz. También contarían desde el principio con el abridor quisqueyano Ervin Santana, quien se perdió la primera mitad del 2015 debido a una suspensión por dopaje.

Minnesota también podría beneficiarse de una campaña completa y en salud del talentoso jardinero central Byron Buxton, quien está considerado el segundo mejor prospecto de Grandes Ligas por MLBPipeline.com y Baseball America.

Y por otro lado, está la posibilidad de una temporada completa de Tyler Duffey, quien brilló en 10 aperturas por los Mellizos en el 2015.

Ante dichas suposiciones, Ryan manifestó, “Yo tendría cuidado con eso, porque a veces las cosas no salen como uno quiere. Eso sucedió hasta cierto punto el año pasado con algunos muchachos que pensábamos iban a dar el próximo paso y desafortunadamente no fue así”.

Molitor considera que los Mellizos necesitan crear más oportunidades para anotar carreras. Los números corroboran dicha evaluación. En el 2015, Minnesota terminó en el 14to lugar en la Liga Americana en promedio de bateo y en el 15to puesto en porcentaje de embasarse. Lo que los mantuvo a flote fue que terminaron en el tercer lugar del Joven Circuito a la hora de batear con corredores en posición de anotar, lo cual los ayudó a finalizar en el octavo lugar de la liga en carreras anotadas.

“Desde el punto de vista ofensivo, tenemos que darnos más oportunidades de anotar carreras”, dijo Molitor. “Tomando en cuenta las pocas oportunidades que tuvimos, si miras los porcentajes de embasarse y los promedios de bateo, no fuimos un equipo muy bueno. Si no hubiésemos producido con corredores en posición de anotar, el cuento hubiera sido otro”.

Por otro lado, Molitor se siente más a gusto esta temporada con la profundidad de su pitcheo abridor, y con razón.

“Nuestra rotación ha cambiado y ahora tenemos más protección, más profundidad”, dijo el piloto. “Creo que con respecto al bullpen, no podíamos pedirle más en la primera mitad y le pusimos punto final a los juegos cuando era preciso hacerlo. Eso cambió un poco a medida que fue avanzando la temporada. Con más aperturas de calidad, nos irá mejor. Y tendremos que adaptar nuestro bullpen para ganar los juegos que debemos ganar y de vez en cuando quizás evitar que el equipo contrario amplíe su ventaja para poder lograr un repunte. Todas esas son áreas en las que podemos mejorar.

“Hablamos de tratar de seguir adelante e ir por el camino indicado. Se fijan metas, pero se cumplen con las cosas que haces hoy, mañana y en adelante”.